Cómo ajustar a medida un protector bucal ?

Cómo ajustar a medida un protector bucal ?

Los protectores bucales, son piezas indispensables del equipo de seguridad en cualquier deporte de contacto.  Cualquier atleta profesional del Boxeo, lucha MMA u otras disciplinas de Artes Marciales como Karate, Taekwondo, etc… pueden ajustar su protector bucal en casa siguiendo este procedimiento:

  1. Limpiar el protector bucal de los restos que pueda tener, con jabón neutro o incluso pasta de dientes y posterior cepillado. También podemos usar elixir dental o cualquier producto que se utilice para la higiene bucal.
  2. Hervir en un recipiente agua suficiente para que el protector bucal se cubra totalmente en dicha agua caliente. Si ponemos agua de más, tampoco pasa nada pues dicha agua mantendrá por más tiempo su temperatura.
  3. Una vez el agua comenzó a hervir retiramos el recipiente que la contiene de la fuente de calor. Cuidado con las salpicaduras no te quemes. Esperamos aproximadamente 30 segundos antes de continuar con el procedimiento. Esto permitirá que el agua se enfríe un poco y evitaremos peligro de quemaduras. Recomendamos utilizar cronómetro.
  4. Después de esperar procederemos con ayuda de unas pinzas, a sumergir totalmente nuestro protector bucal en el agua caliente. Es muy importante hacerlo sólo durante el tiempo que nos indica el fabricante para cada modelo,  pues son materiales y densidades distintas. Este tiempo suele variar de 10 a 60 segundos según materiales y modelos.
  5. Pasado ese tiempo de inmersión y, una vez sacado nuestro protector bucal del agua caliente, notarás que está mucho más blando.
  6. Sacude el exceso de agua y si has seguido los pasos y tiempos indicados,  aunque estará caliente, no hay peligro de quemaduras. Controla no obstante la temperatura con tus dedos antes de introducirlo en tu boca.
  7. Muchos modelos tienen una muesca que debe coincidir con los dientes delanteros. Si las muesca se encuentra exactamente entre los dientes delanteros, muerde fácilmente el protector y  succiona el aire y el exceso de líquido. Además presiona con la lengua en el interior de la zona superior de los dientes y encía. También y con la ayuda de un espejo podrás presionar con tus dedos en las zonas laterales y exteriores tanto en las encías como en los dientes, para mayor comodidad.
  8. Debes dejar el protector bucal un mínimo de 30 segundos en la posición adaptada. Esto es muy importante y puede ampliarse un poco en algunos modelos.
  9. Cuando notes se empieza a endurecer, debes entonces enjuagar con un chorro de agua fría para terminar el proceso. Una vez se enfríe lo suficiente, tu protector bucal está totalmente listo para ser usado y adaptado a tu cuerpo.
  10. Esta operación se puede repetir si queremos volver a realizar ajustes en cualquier momento.