Entrevista a José María Martín del Campo

Entrevista a José María Martín del Campo (XIXO), Maestro y metódologo deportivo.

Cuando miras hoy el medallero de un campeonato y ves alumnos tuyos con medallas internacionales. ¿Te da por mirar atrás y analizar los pasos que has seguido para hasta alcanzar estos éxitos?

No, miro el presente y lo que queda por hacer. Miro su potencial y qué hacer para seguir ayudándoles a desarrollarlo. Sólo miro atrás para corregir los fallos.

Los logros, no los medimos por medallas, sino por el beneficio que el Taekwondo consigue hacer en la persona. Si esto conlleva alcanzar triunfos, mejor que mejor. Pero no es el fin, según mi forma de entender el taekwondo.

Para ti, ¿qué es lo mejor que ofrece el Taekwondo, a diferencia de otros deportes, a sus practicantes?

En primer lugar, su doble naturaleza marcial y deportiva, que hace de él una forma de vida más allá de la competición. Y, luego, su carácter olímpico que hace que esté en contínua evolución y adopte los valores del olimpismo, y los sume a los suyos propios.

A esto, hay que sumar el gran abanico técnico táctico que ofrece, desde los pumses más básicos sin interferencia ajena, hasta la competición de combate con espectaculares acciones, o el “Free style” de técnica y las competiciones de demostraciones. En definitiva, el taekwondo se ha convertido en un deporte para todos, de verdad.

Como experto didacta, ¿en qué se diferencia enseñar a niños de niñas ?

Yo no diría entre niños y niñas, sino entre cada individuo. La enseñanza a de adaptarse a las características concretas de cada persona, para optimizar el aprendizaje. Ser niña o niño, es una característica más, no la determinante.

Y para ti, ¿ existe una etapa de edad en la que los menores tengan mejor capacidad para asimilar conceptos técnicos-tácticos del combate? ¿Y referente a los pumses?

Si, por supuesto. Dependiendo del momento evolutivo de la persona ésta está, más o menos, capacitada para asimilar según qué conceptos. La base metodológica, según observo en los grandes maestros de la materia, en el pumse, es la imitación. Por tanto, se puede iniciar en el estadío inicial, sobre los 4-7 años, en el que el niño/a está más predispuesto a esto y basa gran parte de su aprendizaje en el mismo.

Por otro lado, al no existir oponente, el componente táctico es nulo y no deben solucionar problemas motrices.

Para el aprendizaje del combate y su táctica. Se puede empezar a la misma edad, pero el máximo provecho lo empezará a sacar sobre los ocho años, cuando sea capaz de aceptar cuando es punto, y cuando no, y entender las reglas de cómo hacerlo. Aquí, podemos iniciar un trabajo que premie la ofensividad, para facilitar la atención a la hora de solucionar problemas. Ya que el concepto de ataque es más fácil de asimilar y no requiere abstracción, para la que el alumno/a de esta edad, no está preparado aún para entender

La edad de oro del aprendizaje psicomotriz  es entre 8-10 años. Es cuando más receptivo está el humano para aprender y afianzar las habilidades básicas. Y ente 10-12, con la adquisición de la capacidad de abstracción, podemos sentar las bases tácticas para crear un competidor que entienda el taekwondo tal y cómo lo percibimos y solucione los problemas que le presente el combate, adaptando esa idea a sus realidad psicomotriz. Al mismo tiempo, deberemos ir ayudándole a reajustar los esquemas, ya que en los siguientes cuatro años esa realidad psicomotriz, va a sufrir grandes cambios. Pero ya habremos creado una sólida base táctica para que entienda el taekwondo, cómo lo vemos.

Muchas veces hablamos en las entrevistas de los alumnos, pero no de los padres. ¿Cuál son las expectativas que tienen éstos cuando se interesan en la actividad de Taekwodo?

En mi caso, veo que un gran porcentaje vienen buscando una actividad que mejore la atención de su hijo/a. Otros, un método de defensa que les de seguridad

Son pocos los que, a priori, vienen buscando la faceta deportiva del taekwondo. Sin embargo, es la parte que más engancha a familias enteras.

Bajo tu punto de vista, ¿en qué debería estar mejor formado un entrenador de Taekwondo?

En las bases del taekwondo y su esencia, en el conocimiento completo de las características psicoevolutivas y psicomotrices de las personas a las que quiere enseñar y, sobre todo, en didáctica. Debe ser rico en recursos metodológicos para ayudar al deportista a desarrollar su potencial

También, necesitamos formarnos en psicología para completar lo anterior y poder gestionarlo de modo adecuado.

Si ya hablamos de un entrenador, más centrado, únicamente en el rendimiento competitivo. También necesita dominar este campo, en cuanto a preparación física y entrenamiento mental o psicológico

Xixo, ¿qué opinas de mantener la tradición Oriental a la hora de impartir las clases, como contar en Coreano, y mantener esos vínculos de la disciplina marcial que nos legaron nuestros maestros, en su inicio?

Pienso, que debe estar presente. Es muy bonito y enriquecedor. Pero no nos engañemos, no puede tener mayor importancia la forma que el contenido. El Taekwondo es la búsqueda del control corporal para patear, golpear e interceptar. A ni modo de ver el resto lo envuelve y hay que adaptarlo a la realidad del lugar y el momento dónde se lleva a cabo. En nuestro caso, España en 2014. No me gusta ni que me llamen maestro, ni me saluden por la calle agachando la cabeza. Eso sí, en el dochang respetamos los rituales, pero desde una perspectiva occidental. Lo importante es el concepto, creo yo.

Y personalizando ya en tu caso. Llevas un par de años ya en las que tienes competidores que obtienen medallas en campeonatos importantes. ¿Cambia eso tu agenda diaria? ¿Tienes ahora que distribuir tu tiempo de manera especial entre competidores, a maximo nivel internacional, y deportistas que están en el mundo del taekwondo sólo deseando disfrutar de la actividad?

En realidad, la estructura de la Escuela está diseñada desde su origen para dar cobertura a todos. Tenemos grupos de acercamiento e iniciación, de los que derivan a los de precombate o Taekwondo total, según actitudes y aptitudes. El grupo de precombate recibe una tecnificación más específica y con mayor volumen de carga. De ahí pasan al grupo de competición, que recibe un entrenamiento personalizado, con planificación física, entrenamiento psicológico, sesiones tecnico-tácticas de grupo y algunas individuales, adaptadas a las exigencias concretas. Este diseño de Escuela es la que nos ha llevado al nivel actual. Cómo ejemplo, en 2013, tres de nuestras deportistas lograron medallas en los Europeos júnior y en el Mundial senior, oro en los Juegos del Mediterráneo y oro en el Grand Prix. Y entre 6 deportistas del club, 9 oros en campeoantos de España oficiales, 2 platas y 4 bronces y tres platas en Opens de clase “A”.

Por tanto, no cabe cambiar lo que funciona, a nuestro parecer.

noticia-taekwondo-entrevista-xixo
¿Tu Técnica preferida?

Mi técnica favorita tuit chagui

¿Competidores que hayan sido para ti un referente importante ?
José Sanabria, Gabriel Esparza, Juan Antonio Ramos, Pedro Povoa y mujeres; Belén Asensio, Estefanía Hernández y Brigitte Yagüe.

Entre los 7 reúnen los valores que debe encerrar lo que yo considero el competidor/a perfecto/a. Todos grandísimos competidores y ejerciendo la enseñanza.

A tu modo de ver,  ¿qué falla en los competidores cuando abandonan la competición y se dedican a la enseñanza y no consiguen que sus proyectos de técnicos arranquen? ¿Ya sean en clubes o selecciones? ¿Falta preparación técnica? ¿No han sabido dar el salto y cambiar el chip?

No sé, en algunos casos si que funcionan. De todas formas, aunque la sociedad presupone al competidor con gran palmarés, que será un gran técnico. Pero no en todos los casos se da este hecho. Un buen técnico debe tener un gran conocimiento y conciencia de nuestro deporte y debe tener una gran formación en docencia y entrenanamiento, así cómo en manejo de grupos y coaching. Además de ser un buen lider, ser emprendedor….  No sé, el perfil es totalmente distinto. Cuando dejé de competir, mi amigo Eduardo Matheu me dio la clave: métete en el rol de entrenador. Y no todo el mundo lo hace.

Ser campeón del mundo no te garantiza que seas un buen entrenador, ni no haber sido miembro del equipo nacional, te limita a no poder entrenar al más alto nivel. En mi opinión.

Estamos de acuerdo contigo ¿piensas entonces que esta profesión nace desde dentro a la persona por vocación?

Sí, al 100%. Por todo lo que implica, yo creo que si.

Como asociado de AESET , ¿que piensas que puede aportar para los entrenadores de Taekwondo?

Pienso, que podemos ser una entidad en la que nos apoyemos todos los profesionales del taekwondo, para ganar voz y fuerza a la hora de conseguir beneficios específicos para nosotros, y tener más fuerza. Siempre cómo grupo, seremos más escuchados en todos los sitios. Si todos nos unimos, saldremos beneficiados.

Al entrenador que se una, le puede aportar, respaldo, asesoramiento y la fuerza de todos y todas los y las asociados y asociadas. Pero tenemos que dejarnos de miedos y prejuicios, olvidar nuestras rencillas y unirnos para defender nuestros intereses comunes.

¿Qué opinas de que en nuestro deporte, siendo individual, el entrenador personal no pueda asistir al deportista en todos los niveles de competición, cómo sucede en otros deportes ?

A mi me encantaría asistir a mis deportistas, desde sus primeros pasos hasta una final mundial u olímpica. Yo creo que debería ser una opción del deportista. Que elija su entrenador u otro de la federación regional o nacional. Está muy bien que los equipos regionales o nacionales pongan al servicio de los competidores, coach que les asistan. Pero no siempre son éstos los que mejor conocen al deportista y, por tanto, mayor partido van a sacar a su preparación. Si a esto sumamos que a veces les toca ser asistidos por personas que no son ni entrenadores… Pero es sólo mi opinión.

Fuente: aeset.es